Adquisiciones: ¿Sikorsky SH-60F para la Armada Española?

El Ministerio de Defensa ha formulado una petición al Gobierno de los Estados Unidos para la adquisición de 6 unidades del helicóptero utilitario polivalente Sikorsky SH-60F Seahawk, así como repuestos, equipo y apoyo logístico por un importe total estimado de 155 millones de dólares (111 millones de euros aproximadamente).

La Agencia de Cooperación de Seguridad del Departamento de Defensa de los EEUU ha notificado al Congreso el pasado 29 de Septiembre el interés de España por la adquisición de 6 unidades modernizadas de la variante multimisión del Seahawk, SH-60F, ofrecidos como excedente por la Marina de EEUU (US Navy), así como 13 unidades de la turbina General Electric T700-GE-401C (12 instaladas en las propias aeronaves y 1 de reserva), junto a un paquete compuesto por piezas y componentes de repuesto, equipos de apoyo y entrenamiento, modificaciones, inspecciones y entrenamiento del personal, así como diversa documentación técnica necesaria para la operación de las aeronaves y sus equipos.

La notificación del Departamento de Defensa al Congreso, requerida por ley sobre todas las exportaciones de material de defensa por parte de EEUU, no implica a priori que se haya cerrado la venta, que ha de ser aún aprobada en el Capitolio.

La incorporación de estas aeronaves a la Armada Española mejorará su capacidad para operar con la Marina de los EEUU y las fuerzas navales de otras naciones aliadas, al tiempo que potenciará sus capacidades de lucha antisubmarina (ASW) y antibuque (ASST), búsqueda y rescate (SAR), evacuación médica (MEDEVAC), misiones humanitarias y lucha contra incendios.

La adquisición de los primeros 6 aparatos de la variante de lucha antisubmarina (SH-60B) del Seahawk se remonta a Septiembre de 1984, cuando el Consejo de Ministros aprobó la compra por un valor aproximado de 30.600 millones de pesetas (unos 184 millones de euros), rebajando las expectativas por razones presupuestarias respecto a la opción inicial de compra de 18 unidades del modelo formulada en 1981, con la que se preveía la dotación de dos aparatos para cada una de las 6 fragatas de la clase Santa María (F-80) y contar con una reserva.

La Armada Española recibió sus primeros aparatos el 22 de diciembre de 1988, que llegaron a España embarcados en el portaaviones Príncipe de Asturias (R-11) para integrarse en la 10ª Escuadrilla. El primer embarque de la aeronave tuvo lugar el 27 de febrero de 1989 a bordo de la fragata Victoria (F-82), en la que comenzó la certificación de las tripulaciones de vuelo para operar desde las fragatas F-80. El primer embarque operativo de los Seahawk españoles se realizó el 18 de julio de 1989 a bordo de las fragatas Victoria (F-82) y Numancia (F-83).

La Armada Española ya cuenta en su inventario con 12 unidades en servicio del modelo SH-60B, la variante de lucha antisubmarina (ASW, del Inglés antisubmarine warfare) del Seahawk, operados actualmente desde las fragatas de la clase Santa María (F-80) y Álvaro de Bazán (F-100) en un modo multimisión: lucha contra la piratería, MEDEVAC, SAR, aprovisionamiento vertical (VERTREP), observación en fuego naval de apoyo (NFGS); y relé de comunicaciones (COMREL), gracias a su sistema digital de transmisión de datos (Data-link) que permite al centro de información y combate (CIC) del buque la recepción de datos recogidos por los sensores de la aeronave a distancias transvisuales más allá del horizonte.

El núcleo del equipamiento electrónico de estas aeronaves es el sistema aerotransportado ligero polivalente (LAMPS, del Inglés Light Airborne Multipurpose System), un sistema digital de procesamiento e intercambio de datos que posibilita la extensión de las capacidades de guerra antisubmarina y de superficie de los buques a través de los sensores de la propia aeronave.

Entre los sensores con los que cuentan los Seahawk de la Armada Española destacan un radar multimodo para búsquedas en superficie y aéreas de baja altitud; detector de anomalías magnéticas (MAD) para la detección de submarinos en inmersión; sensor de infrarrojos de visión delantera (FLIR) para vuelo nocturno y bajo condiciones climatológicas adversas; un sistema de adquisición y seguimiento de objetivos y un designador láser para el empleo de armamento guiado aire-superficie, como los misiles antibuque AGM-119 Penguin o los AGM-114 Hellfire aire-superficie de guiado láser semiactivo.

Como elementos de autoprotección, la aeronave dispone de transpondedor IFF (del Inglés Identification Friend or Foe) para su identificación por parte de las fuerzas amigas; contramedidas electrónicas (ESM); supresor de señal infrarroja; detector óptico de misiles; y lanzadores de bengalas y chaff como contramedidas frente a la amenaza de los misiles superficie-aire y aire-aire guiados por el calor o por radar respectivamente.

Finalmente, el SH-60 está equipado con un sistema de aterrizaje asistido por cable para apontonajes en buques en condiciones de mar gruesa o de climatología adversa denominado RAST (del Inglés, Recovery, Assist, Secure, Traverse), que posibilita la recuperación de la aeronave a través de un torno que desde la plataforma de vuelo recoge el cable ventral desplegado desde el helicóptero aproximándolo a la cubierta de vuelo y asegurándolo a ésta hasta lograr una toma segura.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: