Archive for 8 febrero 2011

Islotes y peñones de soberanía española (I): Isla de Alborán

8 febrero 2011

Isla de Alborán, Almería (España)

Vista aérea de la Isla de Alborán

La Isla de Alborán, situada en la franja marina occidental mediterránea del Mar de Alborán y a unas 50 millas náuticas al Sur de la costa almeriense, cuenta con una superficie aproximada de 5 kilómetros cuadrados. El territorio insular comprende también el Islote de Las Nubes, situado apenas a 100 metros del extremo Noreste de la isla principal y separado de ésta por el llamado Canal de Las Moreras.

El origen histórico de su denominación proviene del turco-otomano Al Borani (tormenta o tempestad) y se atribuye al sobrenombre con el que era conocido el corsario otomano Mustafá ben Yusuf, que ocupó y convirtió la isla en la base de sus acciones de piratería en la zona del Estrecho.

La soberanía española se remonta al 1 de octubre de 1540, cuando tras el llamado Combate Naval de Alborán la Armada española impuso su hegemonía naval en la zona al derrotar a las naves corsarias berberiscas.

La Isla de Alborán ha estado tradicionalmente adscrita a la Provincia de Almería por Real Orden de 9 de Mayo de 1884 emitida por el monarca Alfonso XII: ‘S. M. ha venido en disponer quede dicha isla asignada a la provincia de Almería, por ser la más próxima y con la que sostiene comunicación’. Sin embargo, actualmente la administración de este enclave insular es competencia casi exclusiva del Estado.

Si bien España mantiene una presencia militar permanente en el mar territorial de Alborán como reafirmación de su soberanía sobre la isla, ésta se encuentra deshabitada y no existe en ella una guarnición, si no tan sólo un faro, un helipuerto, una estación meteorológica a cargo de la Armada y un pequeño puerto de refugio.

La ausencia de población está motivada por el origen volcánico de la isla, la esterilidad del suelo y la ausencia de agua que, unidas a los fuertes vientos reinantes en la zona, condicionan un entorno hostil para el asentamiento humano.

Más allá del dudoso valor estratégico de esta posesión española en el Mar de Alborán, la isla y su entorno poseen una gran riqueza biológica y ecológica, como hábitat de especies en peligro de extinción, por lo que ha sido declarada reserva marina y pesquera por el Estado en 1997.

Desde un punto de vista jurídico no existe duda de la españolidad de la isla, ya que este territorio insular considerado terra nullius (tierra de nadie) fue anexionado por España con animus ocupandi, con la firme voluntad del Estado de ejercer su soberanía sobre la isla, efectiva a través de las figuras de protección del entorno natural, el control de la pesca y la presencia militar regular.

Enlaces de interés

© ERP, 2011. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

Islotes y peñones de soberanía española en África (II): Islas Chafarinas

7 febrero 2011

Archipiélago de Chafarinas, España

El archipiélago de las Chafarinas se encuentra situado en la zona meridional del Mar de Alborán, apenas a 2,5 millas náuticas de la costa marroquí y a unas 27 millas al Este de Melilla. El territorio insular de las Islas Chafarinas está formado por tres islas: Isla del Congreso (la más occidental), Isla de Isabel II e Isla del Rey (Francisco).

Las islas, de origen volcánico, presentan una morfología abrupta con acantilados de difícil acceso y sometidos a una fuerte erosión.

Cartografiadas desde tiempos del Imperio Romano, y conocidas ya entonces en las rutas de navegación del Mare Nostrum como Tria Insulae, las Islas Chafarinas han sido utilizadas históricamente por los navegantes como puerto de refugio frente a los vientos del Mediterráneo occidental, aunque la ausencia de agua potable impedía entonces el asentamiento permanente. Su denominación actual como Islas Chafarinas data del año 1602.

Carta náutica de las Islas Chafarinas

A partir de la fundación de Melilla las islas acogieron presencia española en distintos momentos, pero siempre de forma temporal como enclave defensivo de vanguardia frente a los ataques de las tribus levantiscas berberiscas de la región contra la Plaza Mayor de Melilla, de soberanía española, y posteriormente frente a las aspiraciones coloniales francesas en la región.

La soberanía española sobre este territorio insular se remonta al 6 de enero de 1848, cuando España lo ocupa y bautiza las tres islas como Isla del Congreso, Isla de Isabel II e Isla del Rey, estableciendo en ellas una guarnición permanente que ha mantenido su presencia en el archipiélago desde entonces. De entre los islotes y peñoles de soberanía española en África, las Islas Chafarinas son las de mayor extensión y las últimas en pasar a formar parte de la integridad territorial de España.

Esta plaza menor española fue utilizada como presidio auxiliar de Melilla, hasta que en 1863 fue declarada puerto franco y en ella floreció una actividad comercial y de tránsito marítimo que propició el asentamiento de una población civil estable de pescadores y comerciantes en la Isla de Isabel II y la construcción de una escuela pública, un economato, una estafeta de correos y telégrafos, un casino, la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (1851-1853) y un cementerio en la Isla del Rey. A partir de 1921 las Chafarinas acogerán también un hospital militar en apoyo a las campañas españolas en África hasta la independencia de Marruecos en 1956. Las cifras de población llegaron a alcanzar los 2.000 habitantes en su momento álgido.

La ordenación y administración de las Islas Chafarinas es competencia exclusiva del Estado y el acceso es restringido, salvo para propósitos de interés científico y previa autorización de los Ministerios de Medio Ambiente y Defensa.

Actualmente tan sólo se encuentra habitada la Isla de Isabel II, que acoge a la guarnición de infantería que custodia el archipiélago.

Pese a su dudoso valor estratégico, las Islas Chafarinas constituyen una reserva natural de gran riqueza biológica y poseen una herencia patrimonial e histórica significativa, que comprende un yacimiento neolítico y edificaciones del Siglo XIX.

Enlaces de interés

© ERP, 2011. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

El Reino Unido retira su flota de BAe Harrier

3 febrero 2011

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha retirado a mediados de Diciembre de 2010 su flota de aeronaves Harrier de despegue y aterrizaje vertical, un aparato con gran tradición en las fuerzas armadas británicas y protagonista de la Guerra de las Malvinas.

El 15 de Diciembre causaban baja en el servicio activo los 63 aparatos de la variante polivalente GR.9, encuadrados en la Fuerza Conjunta Harrier (Joint Force Harrier), y operados conjuntamente por la Real Fuerza Aérea (RAF, Royal Air Force) y la Armada Real (Royal Navy). La medida responde a las directrices de la reciente Revisión Estratégica de la Seguridad y la Defensa (SDRS, Strategic Defence and Security Review), que contempla la retirada de esta aeronave 8 años antes de la fecha prevista.

Durante los 40 años transcurridos desde que la RAF declaró operativa la primera variante del Harrier (GR.1), éste ha prestado servicio en numerosos teatros de operaciones de todo el mundo, desde las Malvinas, pasando por Irak y Kosovo, hasta Afganistán, en fechas más recientes.

La Royal Navy recibió en 1980 las primeras unidades de la variante naval, el Sea Harrier FRS.1, que entró en combate durante las operaciones de la Task Force británica en el Atlántico Sur durante la Guerra de las Malvinas en 1982 como aeronave de caza y ataque embarcada.

El Harrier es una aeronave de diseño y fabricación británica, cuyo principal contratista ha sido British Aerospace (BAe).