V-22: Convertiplano de rotores basculantes

bar_nacopyryg

El convertiplano de rotores basculantes V-22 Osprey representa un gran salto tecnológico en materia de aviación. Se trata de una aeronave polivalente con una alta capacidad multimisión concebida para satisfacer necesidades militares de amplio espectro gracias a la flexibilidad que le otorga la combinación de la capacidad de despegue y aterrizaje vertical y vuelo estacionario del helicóptero con la robustez, velocidad de crucero, alcance y techo operativo de los transportes turbohélice de ala fija.

Con sus rotores en posición vertical el Osprey evoluciona como un helicóptero, mientras que una vez en vuelo los rotores adoptan, tras una breve transición, una posición horizontal que posibilita la propulsión turbohélice de la aeronave y el vuelo a mayor altitud.

El Osprey aúna agilidad estratégica y flexibilidad táctica en una sola plataforma transformable con una gran capacidad de supervivencia gracias a su fabricación en materiales compuestos, la incorporación de sistemas de vuelo digitales y su fuselaje de gran resistencia a los impactos.

El V-22 es una aeronave multimisión de uso conjunto por parte de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, por lo que han sido desarrolladas 3 versiones en respuesta a los requerimientos operativos específicos de los tres servicios armados con los que el Osprey prestará servicio: MV-22A, versión de transporte de asalto para el Cuerpo de Marines (USMC); CV-22A, versión de operaciones especiales operada por la Fuerza Aérea (USAF); y el HA-22A, la versión naval para la Marina (US Navy).

Las fuerzas armadas de los EEUU son hasta la fecha el único operador del Osprey, por el que también han mostrado interés algunos países aliados como Reino Unido, Japón e Israel, tradicionales receptores de alta tecnología militar estadounidense en el marco del programa de ventas militares al extranjero (Foreign Military Sales, FMS).

El V-22 Osprey fue desarrollado y es producido conjuntamente por Bell Helicopter Textron, en  Fort Worth (Texas), y Boeing Company en Filadelfia (Pensilvania). La planta motriz (2 motores Rolls-Royce AE1107C Liberty de 6.150 CV de potencia unitaria) es fabricada por Allison Engine Company, subsidiaria de Rolls-Royce North America, en Indianápolis (Indiana). El ensamblaje del fuselaje se lleva a cabo en Filadelfia a cargo de Boeing, mientras que la integración del sistema de rotores basculantes y el ensamblaje final del conjunto se realiza en Forth Worth y Amarillo (Texas) a cargo de Bell Helicopter.

Breve historia del programa

El V-22 constituye la evolución del concepto de aeronave de rotor basculante que representó el modelo XV-15, desarrollado por Bell Helicopter durante los años 70 y que efectuó su primer vuelo en 1977.

Liderado inicialmente por el Ejército de EEUU (US Army), el programa de aeronave de rotor basculante fue transferido posteriormente a la Marina (US Navy) y finalmente al Cuerpo de Marines (USMC). En diciembre de 1981 el Departamento de Defensa dio luz verde al programa conjunto de aeronave de rotor basculante para estos 3 servicios armados.

En abril de 1983 el contrato de diseño del prototipo fue adjudicado al consorcio formado por Bell Helicopter y Boeing Company. La aeronave recibió la designación oficial de V-22 en enero de 1985. El desarrollo de la aeronave fue aprobado en mayo de 1986.

Su fase de desarrollo estuvo caracterizada por un sinfín de retos y la viabilidad del programa fue objeto de un intenso debate durante la década de los 90. La primera Administración Bush propuso incluso la cancelación del programa entre 1989 y 1992, aunque ésta no fue posible ante la oposición del Congreso y gracias al aval del Cuerpo de Marines, que se erigió en el principal defensor del Osprey. La producción en serie del V-22 fue aprobada en 2005.

La primera variante del modelo, la MV-22A del Cuerpo de Marines, alcanzó su capacidad operativa inicial (IOC, Initial Operational Capability) en junio de 2007. La variante de la Fuerza Aérea (USAF), el CV-22A, alcanzaría su IOC en marzo de 2009.

Coste del programa y entregas

De acuerdo con un informe emitido por el Departamento de Defensa de EEUU en diciembre de 2009, el coste total estimado del programa de adquisición de las 458 aeronaves previstas del V-22 asciende a 52.900 millones de dólares [importe que incluye, entre otros capítulos, 10.100 millones en investigación y desarrollo (I+D) y 42.700 millones para adquisición]. El coste unitario de adquisición de cada aeronave es de alrededor de 83,7 millones de dólares.

El Departamento de Defensa ha realizado un pedido al consorcio fabricante de 458 unidades: 360 para el Cuerpo de Marines (USMC), 50 para el USSOCOM (Mando de Operaciones Especiales de EEUU) operados por la Fuerza Aérea (USAF) y 48 para la Marina (US Navy).

En el ejercicio fiscal 2010 habían sido entregados a las fuerzas armadas de EEUU un total de 216 V-22 Osprey: 185 unidades de la variante MV-22A al Cuerpo de Marines (USMC) y 31 unidades de la variante de operaciones especiales CV-22A para el USSOCOM y operados por la USAF. Aún no ha sido entregada ninguna unidad de la variante HA-22A a la Marina (US Navy). Las entregas continuarán por parte del consorcio fabricante durante el año 2012.

© ERP/Rojo y Gualda Comunicación, 2011. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

Galería fotográfica

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: