Última entrega del F-22A Raptor a la USAF

El 2 de Mayo la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) ha recibido de Lockheed Martin el último aparato de producción de serie del F-22A Raptor, el caza de superioridad aérea de quinta generación y características furtivas (baja detectabilidad) de la USAF.

La aeronave recibida, con numeral de cola 4195, prestará servicio como interceptor con la 3ª Ala (90th Fighter Squadron) de la USAF desde la Base Aérea de Elmendorf-Richardson (AK) en el Estado de Alaska.

El F-22A Raptor es una aeronave monoplaza de última generación que combina una extraordinaria maniobrabilidad, gracias a su empuje vectorial (direccional en 2 dimensiones), con una aerodinámica de baja detectabilidad, velocidad de supercrucero (supersónica sin postcombustión, Mach 1,5) y una aviónica integrada con sensores avanzados que le otorgan una capacidad de ataque contra objetivos aéreos a distancias transvisuales con un elevado grado de letalidad y sin previa advertencia de su presencia.

Su techo de servicio es de 15.000 metros y su velocidad máxima de Mach 2; dispone de un radio de acción máximo de hasta 2.963 kilómetros (1.600 millas náuticas) con dos depósitos externos de combustible subalares.

Si bien su función primaria es la superioridad aérea de larga distancia, el F-22A posee una gran capacidad multimisión que le permite desarrollar misiones aire-superficie de forma limitada.

El F-22A dispone de dos bodegas internas para armamento bajo la parte ventral del fuselaje que, en configuración de armamento aire-aire, tienen capacidad para 6 misiles aire-aire AIM-120 AMRAAM guiados por radar y 2 AIM-9 Sidewinder de guiado infrarrojo. En configuración aire-superficie puede albergar 2 AIM-120 y 2 AIM-9 junto a 2 bombas guiadas JDAM GBU-32 de 460,5 kg o, en un futuro, hasta 8 bombas de pequeño diámetro GBU-39B de 113,4 kg, aún en fase experimental. También dispone de un cañón interno M61A1 Vulcan de 20 mm.

Con la entrega de este último aparato, la USAF dispone de una flota de 187 F-22A en servicio. Lockheed Martin ha producido para la USAF un total de 195 unidades del modelo desde 1997, incluidos los 8 aparatos utilizados para las pruebas de vuelo antes del comienzo de la producción en serie. El F-22A entró en servicio con la USAF en 2005 y obtuvo su capacidad operativa inicial el 15 de Diciembre de aquel año.

Actualmente, el F-22A Raptor opera con el Mando de Combate Aéreo (ACC, Air Combat Command) de la USAF desde 7 bases aéreas (AFB, Air Force Base). Las aeronaves operativas se encuentran desplegadas en las bases aéreas de Langley-Eustis (FF), Virginia; Elmendorf-Richardson (AK), Alaska; Pearl Harbor-Hickam (HK), Hawai; y Holloman AFB (HO), New Mexico. También ha sido desplegado temporalmente por períodos de 90 a 120 días en bases aéreas de ultramar, en el Pacífico (Guam, Andersen AFB), el Sudeste de Asia (Japón, Kadena AB) y en el Golfo Pérsico (Emiratos Árabes Unidos).

Mientras, las pruebas de vuelo del F-22A se llevan a cabo desde la base aérea de Edwards (ED), California; el desarrollo de tácticas operativas y la escuela de armas en Nellis AFB (WA), Nevada; y la transición operativa y el entrenamiento de pilotos en Tyndall AFB (TY), Florida.

El F-22A Raptor ha sustituido a los veteranos F-15C Eagle como aeronave de superioridad aérea en los escuadrones de primera línea de la USAF asignados a la defensa aérea de los Estados Unidos.

El programa F-22

El F-22 ha sido el programa de aeronave de caza tecnológicamente más avanzado de cuantos ha emprendido la USAF hasta la fecha, con un coste total – incluidos importantes sobrecostes – estimado en 11,7 billones de dólares. Lockheed Martin fue seleccionado en 1991 como principal contratista del Programa de Caza Táctico Avanzado (ATF) con su prototipo YF-22A, con Boeing y Pratt and Whitney como principales subcontratistas en el desarrollo y producción del nuevo caza de superioridad aérea de la USAF.

El precio de producción del Raptor número 195, entregado a la USAF con código de cola 4195, ha sido de alrededor de 152 millones de dólares (116,8 millones de euros), lo que representa una reducción considerable respecto al coste unitario del primer ejemplar de producción, estimado en unos 300 millones de dólares de aquel entonces (2001/2002).

[Comparativamente, el precio unitario del F-22A es considerablemente superior al de un aparato EF-2000 Eurofighter de la Tranche 2 de producción, estimado en unos 80 millones de euros]

El Programa F-22 fue en sus inicios uno de los más ambiciosos de cuantos ha emprendido la USAF para dotarse de un nuevo caza, pues preveía la adquisición de 650 aparatos capaces de evadir los radares de la red de defensa aérea de la antigua Unión Soviética y proporcionar escolta a los bombarderos estratégicos estadounidenses que penetraran en la URSS para atacar sus objetivos con armas nucleares.

El Departamento de Defensa decidió en 2009 dar por finalizada la producción del F-22 con una flota de 195 aparatos, principalmente por razones de índole presupuestaria y por el cambio de las prioridades de adquisición por la evolución del escenario estratégico.

A pesar de dar por finalizada la producción en serie con la entrega del ejemplar número 195, Lockheed Martin continuará con el desarrollo de capacidades para los F-22A operativos a través de paquetes de actualización, como el denominado Increment 3.1, que incorporará nuevas capacidades de mapeo a larga distancia al radar activo del aparato y supondrá mejoras para el lanzamiento de armas como los misiles aire-aire AIM-120D AMRAAM o AIM-9X Sidewinder y de las nuevas bombas de pequeño diámetro GBU-39B de 250 libras (113,4 kg), fortaleciendo las capacidades aire-superficie del Raptor. La siguiente actualización, el Increment 3.2, supondrá la integración del sistema Link 16 para el intercambio de información táctica con aeronaves de generaciones más antiguas.

La USAF es el único operador del F-22A Raptor, que no ha sido objeto de exportación pese al interés mostrado por países aliados y tradicionales clientes de la industria aeronáutica estadounidense, como Israel, Japón o Australia.

Si bien se especuló con la posibilidad de convertir al F-22 en un producto de exportación, esta opción no parece viable a corto o medio plazo a la luz de los planes del consorcio fabricante (Lockheed Martin/Boeing) de desmantelar la cadena de montaje en Marietta (Georgia) y almacenar sus componentes en el Depósito Sierra del Ejército de EEUU (US Army) en California, en previsión de una eventual necesidad de restablecer la producción en el futuro.

img_raptorckpt

Problemática

Sin embargo, pese lo avanzado de su diseño, que lo sitúa en la vanguardia tecnológica de los interceptores actuales, el F-22A no ha estado exento de problemas. En Mayo de 2011 el Mando de Combate Aéreo (ACC) de la USAF suspendió las operaciones de vuelo de la flota de 170 F-22A operativos como medida preventiva tras registrarse 12 incidentes con síntomas de desorientación por hipoxia (privación de oxígeno) en los pilotos desde Abril de 2008. La investigación concluyó la existencia de problemas en el sistema de soporte vital (generación de oxígeno) de la aeronave, cuyos vuelos se han reestablecido en otoño de 2011 tras 4 meses de suspensión y un breve nuevo receso en Octubre de 2011.

No obstante, la investigación no es concluyente y en fechas recientes los pilotos de la USAF han denunciado públicamente sus temores a volar la aeronave por el peligro que representa el fenómeno de la hipoxia, aún no resuelto, y la consiguiente desorientación que produce a los tripulantes con claro riesgo hacia sus vidas.

El 15 de Mayo el Departamento de Defensa ha anunciado la adopción de una serie medidas urgentes para garantizar la operación segura de la flota de F-22A: se instalará un sistema automático auxiliar para la generación de oxígeno en todos los aparatos, que deberá estar operativo en Noviembre de este año y que comenzará a ser instalado en el mes de Diciembre en todos los Raptor, a razón de 10 aparatos al mes. Así mismo, se limitarán los vuelos de la aeronave a espacio aéreo próximo a potenciales lugares de aterrizaje para permitir un rápido regreso a tierra en el caso de que el piloto experimente síntomas de desorientación como los descritos en los 12 casos registrados desde 2008.

© Rojo y Gualda Comunicación 2012. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa de los titulares del copyright.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Una respuesta to “Última entrega del F-22A Raptor a la USAF”

  1. rojoygualda Says:

    El Mando de Combate Aéreo (Air Combat Command, ACC) de la USAF ha desplegado recientemente en el Golfo Pérsico – presumiblemente en los Emiratos Árabes Unidos – cierto número de F-22A Raptor ante el aumento de las tensiones con Irán, según informa IHS Jane’s Defence Weekly en su edición del 9 de Mayo de 2012.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: