Archive for 24 marzo 2013

Fortalezas y castillos: Forte de Santa Luzia, Elvas

24 marzo 2013

img_forte_santa_luzia_elvas_aerea

En lo alto de una colina frente a las murallas de la localidad rayana de Elvas, en el Alentejo portugués, se erige el Forte de Santa Luzia, una fortificación abaluartada concebida para defender el sur de la ciudad de las frecuentes incursiones transfronterizas desde el vecino Reino de España.

img_fortificaciones_elvas_leyenda

El Forte de Santa Luzia y el Forte de Nossa Senhora da Graça, construido sobre la colina opuesta en el lado norte de la ciudad, constituían el conjunto defensivo exterior de la Praça de Guerra de Elvas.

img_forte_nossa_senhora_graca

Arriba: Forte de Nossa Senhora de Graça, Elvas

Construido entre 1641 y 1648, durante la Guerra de la Restauración hispano lusa, el Forte de Santa Luzia es un exponente del arte de la fortificación europea y un enclave estratégico emplazado a pocos cientos de metros de las murallas de Elvas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2012.

img_elvas_aerial_view

La obra original del forte fue fruto del ingenio de Martim Afonso de Melo, que edificó en 1641 un reducto fortificado central a partir del trazado de Matias de Alburquerque. Más tarde, en 1642, una comisión real formada por los arquitectos militares más señalados del momento, Ballesteros, Lassart, Rozetti, Cosmander y Guillot, se reúne en Elvas y escoge a los dos últimos para llevar a cabo el trazado final del forte, en forma de prisma irregular estrellado.

img_forte_santa_luzia_elvas

img_forte_sta_luzia

El Forte de Santa Luzia presenta una planta cuadrada rematada por 4 baluartes en sus ángulos (Santo António, Santa Isabel, San Pedro e da Conceição), nexo de unión de unas imponentes murallas de plano inclinado, considerable altura y 3 metros y medio de espesor. Entre las murallas exteriores y el recinto interior se encuentra un amplio foso de 14 metros de anchura. El perímetro defensivo exterior se completa con dos revellines en los lados Este y Sur, denominados de Badajoz y de Poterna, para la protección de las murallas en los flancos más expuestos del forte.

img_forte_foso_exterior

Protegido en el interior del castelho, y al otro lado de un foso de 5 metros dotado de un puente levadizo, se levanta un reducto central rodeado de calles empedradas que acoge la llamada Casa del Gobernador, en cuyo interior encontramos la capilla y un refugio abovedado concebido para resistir los ataques de la artillería. La fortaleza dispone también con dos aljibes, aún conservados, que podían abastecer a la guarnición durante cerca de 3 meses. El forte contaba una guarnición de unos 300 hombres, 37 piezas de artillería y 2 morteros.

Las casernas exteriores que rodean el reducto central albergan el museo militar de la ciudad, una muestra modesta, aunque selecta, de material bélico y ceremonial de los ejércitos portugueses de la época. Desde una de estas dependencias se accede a la galería subterránea que antaño recorría todo el perímetro defensivo y que hoy se encuentra parcialmente recuperada.

img_forte_interior

Desde la ronda de guardia que recorre el perímetro defensivo exterior de las murallas del forte se divisa hacia el Este la vecina ciudad rayana de Badajoz, a apenas 8 kilómetros de Elvas en línea recta. Una senda permite recorrer a pie el perímetro exterior de la fortaleza y ofrece unas estupendas panorámicas del alzado del forte y del territorio circundante.

img_forte_range

img_forte_sta_luzia_alzado

© ERP, 2013. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

Galería fotográfica

Cortesía de A un clic, viajes e imagen digital: www.aunclic.es

© A un clic, viajes e imagen digital/ERP, 2013. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de estas fotografías, por cualquier medio, sin la autorización expresa de los titulares del copyright.

Fortalezas y castillos en Rojo y Gualda

Vehículo Husky 2G, detector de minas e IED

17 marzo 2013

El sistema Husky 2G es un detector de minas montado sobre vehículo (VMMD) desarrollado para el Ejército de los EEUU por la firma Critical Solutions International (CSI) en colaboración con el fabricante de vehículos blindados sudafricano DCD Protected Mobility.

El concepto de detector de minas montado sobre vehículo (VMMD), también conocido como Chubby system, fue introducido por las Fuerzas de Defensa Sudafricanas durante los años 70 para la limpieza de minas durante sus operaciones en el chaparral de Namibia y Angola, en donde operó con sus vehículos Meerkat.

El vehículo Husky 2G combina versatilidad y buenas prestaciones de movilidad con una elevada protección y capacidad de supervivencia frente a la onda expansiva de los artefactos explosivos.

img_husky2g11

Al igual que el vehículo RG-31 Mk5E Antílope, el Husky 2G cuenta con un chasis monocasco de acero blindado en forma de V, que permite desviar la fuerza de la onda expansiva y resistir el efecto producido por una doble explosión bajo la parte ventral del chasis, o cualquiera de las ruedas, ofreciendo un alto nivel de protección y seguridad a sus tripulantes contra las minas y los artefactos explosivos improvisados o IED.

El diseño modular del vehículo permite la absorción de la onda expansiva de las explosiones y provoca la ruptura de sus componentes en patrones predecibles, lo que hace posible la sustitución rápida del módulo dañado del chasis, delantero o trasero, facilitando las reparaciones del vehículo sobre el terreno.

Un sistema de presión regulable de los neumáticos permite al Husky 2G reducir la presión que ejerce sobre el terreno y evitar la detonación de minas y artefactos con detonador por presión al pasar sobre ellos.

El Husky 2G va equipado con un sistema automático de extinción de incendios en la cabina y el compartimento del motor, blindaje balístico y antifragmentación de componente cerámico exterior e interior, pudiendo incorporar también blindaje modular suplementario y una estación de armas como elementos adicionales de autoprotección.

img_husky_Afghanistan

El vehículo es operado por dos tripulantes, un conductor y un técnico que analiza la información de los sensores y monitoriza el entorno del vehículo frente a posibles amenazas.

A diferencia de los vehículos Husky MK III que operan con las fuerzas estadounidenses, canadienses o australianas en Afganistán, el modelo 2G adquirido por España es una versión más avanzada de dos tripulantes, lo que permite que el conductor y el técnico se concentren en tareas diferenciadas.

img_huskymk3_2g

Prestaciones

El vehículo Husky 2G tiene un peso operativo de 8.700 Kg, aunque su capacidad máxima con carga remolcada (como un trailer detonador de minas o MDT) alcanza los 30.800 Kg. Está propulsado por un motor turbo diésel Mercedes Benz OM 906 LA de 6 cilindros que le otorga una potencia de 201 CV y una velocidad máxima en carretera de 72 Km/h. Cuenta con una transmisión Allison 2500 SP de 5 velocidades y su autonomía es de 400 kilómetros.

Las dimensiones del vehículo, con 7,34 m de longitud, 3 m de anchura y 3,14 m de altura, permiten que el Husky 2G pueda ser aerotransportado a bordo de aeronaves como el C-130 Hércules.

img_husky2g05

El Husky 2G puede avanzar por terrenos en desnivel con un grado de inclinación máximo lateral de 70º sin elementos de remolque, en cuyo caso esta prestación se reduce hasta los 22º. Su operatividad es posible en temperaturas comprendidas entre los 57º C y -32º C.

img_huskymk3_mdt

img_huskymk3_mdt_detail

Sensores

El Husky constituye un sistema rápido y eficaz para la limpieza de rutas terrestres de minas e IED para posibilitar el tránsito seguro de vehículos y de personal civil y militar. El sistema permite abrir un paso seguro de 3 metros de anchura a velocidades comprendidas entre los 15 y 50 Km/h dependiendo de las condiciones del terreno.

img_husky_convoy

El sensor más avanzado con que cuenta el Husky 2G es el sistema de detección NIITEK Visor 2500, consistente en un radar de barrido del subsuelo que detecta las variaciones en la densidad del terreno advirtiendo de la presencia de un objeto enterrado. El operador tiene una visión en 3D del subsuelo escaneado a través de una interfaz de presentación de datos.

El sistema tiene un rendimiento sin precedentes para la detección automática, identificación y marcación en tiempo real de artefactos explosivos enterrados en su trayectoria y ofrece distintos modos de detección de elementos metálicos y no metálicos; también dispone de una memoria de datos que le permite almacenar una grabación de varios kilómetros de recorrido para cotejar si se han producido variaciones en el terreno de la ruta desde el último escaneado.

img_huskymk3

Arriba: Husky Mk III equipado con NIITEK Visor 2500 

El radar está integrado por 4 paneles dispuestos en paralelo y suspendidos de la parte frontal del vehículo por medio de un sistema hidráulico retráctil protegido contra las detonaciones de explosivos.

En función del perfil de la misión el vehículo Husky puede ser equipado con otros sensores y dispositivos para la detección y detonación de artefactos explosivos, como un detector de metales por inducción de pulsos, equipamiento de vídeo vigilancia, brazo robótico, detonador Rhino contra IED accionados por firma infrarroja, ‘cañón’ de aire Cyclone o rodillos detonaminas (roller), como los que ya equipan a los RG-31 Mk5E españoles en Afganistán.

img_rg31mk5e_roller

Arriba: Vehículo táctico de pelotón RG-31 Mk5E equipado con roller

Husky 2G del Ejército de Tierra

En 2012 el Ministerio de Defensa firmó un contrato con Critical Solutions International para la adquisición y entrega en 2013 de 6 unidades del vehículo Husky 2G, así como repuestos y entrenamiento de tripulaciones por un importe aproximado de 14 millones de euros.

La participación de la industria nacional en esta adquisición se materializa a través de Eleycon 21, empresa del sector de la electrónica y las telecomunicaciones, que se encarga del mantenimiento, el apoyo técnico y la instrucción del personal.

Desde finales del mes de Febrero, el Ejército de Tierra cuenta en Afganistán con los primeros vehículos Husky 2G operativos en la Base Ruy González de Clavijo de Qala-i-Naw, cuya misión será la limpieza de las rutas por las que se llevará a cabo el repliegue de las fuerzas españolas de la Provincia de Badghis rumbo a Herat en los próximos meses.

Dos de los 6 vehículos adquiridos por Defensa permanecerán de momento en España para la instrucción de las tripulaciones.

© ERP, 2013. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

img_husky2g15

Recursos de interés

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

Galería fotográfica

log_etierra