Vehículo Husky 2G, detector de minas e IED

El sistema Husky 2G es un detector de minas montado sobre vehículo (VMMD) desarrollado para el Ejército de los EEUU por la firma Critical Solutions International (CSI) en colaboración con el fabricante de vehículos blindados sudafricano DCD Protected Mobility.

El concepto de detector de minas montado sobre vehículo (VMMD), también conocido como Chubby system, fue introducido por las Fuerzas de Defensa Sudafricanas durante los años 70 para la limpieza de minas durante sus operaciones en el chaparral de Namibia y Angola, en donde operó con sus vehículos Meerkat.

El vehículo Husky 2G combina versatilidad y buenas prestaciones de movilidad con una elevada protección y capacidad de supervivencia frente a la onda expansiva de los artefactos explosivos.

img_husky2g11

Al igual que el vehículo RG-31 Mk5E Antílope, el Husky 2G cuenta con un chasis monocasco de acero blindado en forma de V, que permite desviar la fuerza de la onda expansiva y resistir el efecto producido por una doble explosión bajo la parte ventral del chasis, o cualquiera de las ruedas, ofreciendo un alto nivel de protección y seguridad a sus tripulantes contra las minas y los artefactos explosivos improvisados o IED.

El diseño modular del vehículo permite la absorción de la onda expansiva de las explosiones y provoca la ruptura de sus componentes en patrones predecibles, lo que hace posible la sustitución rápida del módulo dañado del chasis, delantero o trasero, facilitando las reparaciones del vehículo sobre el terreno.

Un sistema de presión regulable de los neumáticos permite al Husky 2G reducir la presión que ejerce sobre el terreno y evitar la detonación de minas y artefactos con detonador por presión al pasar sobre ellos.

El Husky 2G va equipado con un sistema automático de extinción de incendios en la cabina y el compartimento del motor, blindaje balístico y antifragmentación de componente cerámico exterior e interior, pudiendo incorporar también blindaje modular suplementario y una estación de armas como elementos adicionales de autoprotección.

img_husky_Afghanistan

El vehículo es operado por dos tripulantes, un conductor y un técnico que analiza la información de los sensores y monitoriza el entorno del vehículo frente a posibles amenazas.

A diferencia de los vehículos Husky MK III que operan con las fuerzas estadounidenses, canadienses o australianas en Afganistán, el modelo 2G adquirido por España es una versión más avanzada de dos tripulantes, lo que permite que el conductor y el técnico se concentren en tareas diferenciadas.

img_huskymk3_2g

Prestaciones

El vehículo Husky 2G tiene un peso operativo de 8.700 Kg, aunque su capacidad máxima con carga remolcada (como un trailer detonador de minas o MDT) alcanza los 30.800 Kg. Está propulsado por un motor turbo diésel Mercedes Benz OM 906 LA de 6 cilindros que le otorga una potencia de 201 CV y una velocidad máxima en carretera de 72 Km/h. Cuenta con una transmisión Allison 2500 SP de 5 velocidades y su autonomía es de 400 kilómetros.

Las dimensiones del vehículo, con 7,34 m de longitud, 3 m de anchura y 3,14 m de altura, permiten que el Husky 2G pueda ser aerotransportado a bordo de aeronaves como el C-130 Hércules.

img_husky2g05

El Husky 2G puede avanzar por terrenos en desnivel con un grado de inclinación máximo lateral de 70º sin elementos de remolque, en cuyo caso esta prestación se reduce hasta los 22º. Su operatividad es posible en temperaturas comprendidas entre los 57º C y -32º C.

img_huskymk3_mdt

img_huskymk3_mdt_detail

Sensores

El Husky constituye un sistema rápido y eficaz para la limpieza de rutas terrestres de minas e IED para posibilitar el tránsito seguro de vehículos y de personal civil y militar. El sistema permite abrir un paso seguro de 3 metros de anchura a velocidades comprendidas entre los 15 y 50 Km/h dependiendo de las condiciones del terreno.

img_husky_convoy

El sensor más avanzado con que cuenta el Husky 2G es el sistema de detección NIITEK Visor 2500, consistente en un radar de barrido del subsuelo que detecta las variaciones en la densidad del terreno advirtiendo de la presencia de un objeto enterrado. El operador tiene una visión en 3D del subsuelo escaneado a través de una interfaz de presentación de datos.

El sistema tiene un rendimiento sin precedentes para la detección automática, identificación y marcación en tiempo real de artefactos explosivos enterrados en su trayectoria y ofrece distintos modos de detección de elementos metálicos y no metálicos; también dispone de una memoria de datos que le permite almacenar una grabación de varios kilómetros de recorrido para cotejar si se han producido variaciones en el terreno de la ruta desde el último escaneado.

img_huskymk3

Arriba: Husky Mk III equipado con NIITEK Visor 2500 

El radar está integrado por 4 paneles dispuestos en paralelo y suspendidos de la parte frontal del vehículo por medio de un sistema hidráulico retráctil protegido contra las detonaciones de explosivos.

En función del perfil de la misión el vehículo Husky puede ser equipado con otros sensores y dispositivos para la detección y detonación de artefactos explosivos, como un detector de metales por inducción de pulsos, equipamiento de vídeo vigilancia, brazo robótico, detonador Rhino contra IED accionados por firma infrarroja, ‘cañón’ de aire Cyclone o rodillos detonaminas (roller), como los que ya equipan a los RG-31 Mk5E españoles en Afganistán.

img_rg31mk5e_roller

Arriba: Vehículo táctico de pelotón RG-31 Mk5E equipado con roller

Husky 2G del Ejército de Tierra

En 2012 el Ministerio de Defensa firmó un contrato con Critical Solutions International para la adquisición y entrega en 2013 de 6 unidades del vehículo Husky 2G, así como repuestos y entrenamiento de tripulaciones por un importe aproximado de 14 millones de euros.

La participación de la industria nacional en esta adquisición se materializa a través de Eleycon 21, empresa del sector de la electrónica y las telecomunicaciones, que se encarga del mantenimiento, el apoyo técnico y la instrucción del personal.

Desde finales del mes de Febrero, el Ejército de Tierra cuenta en Afganistán con los primeros vehículos Husky 2G operativos en la Base Ruy González de Clavijo de Qala-i-Naw, cuya misión será la limpieza de las rutas por las que se llevará a cabo el repliegue de las fuerzas españolas de la Provincia de Badghis rumbo a Herat en los próximos meses.

Dos de los 6 vehículos adquiridos por Defensa permanecerán de momento en España para la instrucción de las tripulaciones.

© ERP, 2013. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

img_husky2g15

Recursos de interés

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

Galería fotográfica

log_etierra

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: