PzKpfw VI Tiger II Königstiger

pzkpfw_kngtg_01

El Panzerkampfwagen VI Tiger II Ausf B, más conocido como Königstiger, fue el carro de combate pesado más avanzado que Alemania desplegó en los campos de batalla europeos durante la Segunda Guerra Mundial.

Su denominación como Königstiger por la Wehrmacht deriva del apelativo que los Aliados otorgaron al nuevo carro alemán: Royal Tiger o Tigre Real.

pzkpfw_kngtg_05

El diseño y desarrollo del Tiger II corrió a cargo de los fabricantes alemanes Henschel y Porsche* en respuesta al requerimiento del Estado Mayor de la Wehrmacht para dotar al ejército alemán con un carro de combate capaz de imponerse a cualquier otro carro que el Ejército Rojo pudiera desplegar en el frente.

[(*) Porsche GmbH, Konstruktionen und Beratung für Motoren und Fahrzeuge, la firma creada por el Dr. Ferdinand Porsche, el prestigioso diseñador de automóviles de origen austríaco]

Las dificultades de diseño del nuevo carro provocaron serios retrasos en la producción, que no se inició hasta comienzos de 1944, año en que entró en servicio con la Wehrmacht, aunque no en la cantidad suficiente para que Alemania se impusiera a las fuerzas aliadas antes de su capitulación en mayo de 1945.

pzkpfw_kngtg_02

El Batallón Panzer 503 Feldherrnhalle fue la primera unidad de la Wehrmacht dotada con los Tiger II, que fueron desplegados en el área de Normandía e intervinieron en los contraataques alemanes contra las fuerzas de invasión aliadas en julio de 1944.

La industria alemana produjo un total de 489 unidades del Tiger II hasta marzo de 1945. Hoy son pocos los ejemplares conservados, entre los que destaca el Königstiger con numeral 323 de la colección del Musée des Blindés de Saumur, en Francia, que el museo mantiene aún en funcionamiento.

img_konigstiger_04

Características

Con un peso en combate de 69.400 Kg, el Tiger II es incluso más pesado que la última generación de carros de combate actuales de diseño alemán, como el Kampfpanzer Leopard 2A7+, de 67 toneladas, o el Leopard 2E (A6) en servicio con el Ejército de Tierra español (62,5 t). La presión ejercida por el Tiger II sobre el terreno es de 1,07 Kg/cm2.

El tonelaje del Tiger II representó un problema operativo de primer orden para la Wehrmacht, ya que pocos puentes podían soportar el peso del carro y se tuvieron que desarrollar vehículos especiales para su transporte.

pzkpfw_kngtg_08

La planta motriz del carro es un motor de gasolina Maybach HL 230 P45 de 12 cilindros en V refrigerado por agua y capaz de desarrollar hasta 700 CV de potencia a 3.000 revoluciones por minuto. La transmisión es semiautomática con 8 velocidades de avance y 4 de retroceso.

El carro contaba con una velocidad máxima en carretera de 38 Km/h y de 17 Km/h campo a través. Su autonomía máxima era de 110 Km y la capacidad de su depósito de combustible de alrededor de 860 litros. La movilidad táctica del carro se vió afectada seriamente por el elevado consumo de combustible y su bajo ratio peso-potencia.

pzkpfw_kngtg_12

Pese a su tonelaje y la consecuente dificultad de maniobra, el Tiger II era capaz de sortear obstáculos verticales de hasta 0,85 m y zanjas de hasta 2,5 m de ancho, podía superar pendientes con una inclinación de hasta 35 grados y su capacidad de vadeo de cursos de agua sin preparación era de 1,6 m de profundidad.

El carro era operado por 5 tripulantes – jefe de carro, artillero, cargador, operador de radio y conductor – que compartían un habitáculo interior muy limitado.

draw_pzkpfw_cut

draw_pzkpfw_kngtg

Armamento

El armamento principal del Tiger II era el cañón de alta velocidad KampfwagenKanone KwK 43 L/71 de 88 mm, cuya longitud dotaba a los proyectiles de una gran capacidad de penetración a costa de sacrificar la precisión. En su última versión el tubo del cañón KwK 43 contaba con dos secciones para facilitar su limpieza y mantenimiento, sin que esto afectase al rendimiento del arma.

pzkpfw_kngtg_10

El cañón se encontraba instalado en una torreta Henschel producida por Krupp, que reemplazó a la diseñada por Porsche e instalada en la primera serie de 50 carros producidos. La nueva torreta de producción ofrecía mayor protección gracias a un blindaje frontal reforzado y a la reducción de su perfil. El carro contaba con una capacidad de almacenamiento para 84 proyectiles de 88 mm, incluyendo un espacio destinado a este fin en el interior de la nueva torreta.

draw_kngstgr_turret

draw_kngstgr_turretdet

Ilustraciones cortesía de Dark Box Studios

pzkpfw_kngtg_17

Arriba: Prototipo PzKpfw VI Tiger II con torreta Porsche

El carro disponía también de 3 ametralladoras MG34/42 de 7,92 mm que, en esencia, constituyen versiones más básicas de la MG3 de 7,62 mm que montan los actuales carros alemanes Leopard 2. Las ametralladoras se encontraban instaladas en la parte frontal derecha de la barcaza, en configuración coaxial junto al cañón y sobre la torreta del carro respectivamente.

pzkpfw_kngtg_15

Para su protección, el Tiger II disponía de un grueso blindaje de hasta 185 mm de grosor en su parte frontal y de 80 mm en los laterales, lo que lo hacía prácticamente invulnerable a los cañones de los carros de combate y a las armas anticarro de los Aliados, que no llegaron a desarrollar un arma efectiva contra su blindaje. A diferencia del PzKpfw VI Tiger I, el blindaje del Königstiger incorporaba planos inclinados que favorecían el desvío de los proyectiles.

pzkpfw_kngtg_04

De hecho, fueron pocos los Tiger II perdidos en acción por fuego directo y muchos los abandonados en el frente por problemas de movilidad derivados de daños en las cadenas o averías en la planta motriz.

La superioridad tecnológica del Königstiger respecto a los carros de combate de la época lo convirtieron en un peligroso rival para los carros aliados, cuyos cañones no eran capaces de perforar su blindaje. Sin embargo, el carro presentaba dos grandes desventajas, su peso y el escaso número de unidades en servicio.

 pzkpfw_kngtg_18

Como consecuencia de esta última circunstancia, el Königstiger operaba en pequeñas formaciones de 4 ó 5 carros contra fuerzas aliadas muy superiores, a las que con frecuencia logró vencer, detener o neutralizar. Estas unidades blindadas pesadas operaban de forma independiente y eran asignadas temporalmente a los ejércitos alemanes como punta de lanza para sus acciones en el frente.

pzkpfw_kngtg_13

Un joven oficial de carros alemán relataba en sus memorias que en abril de 1945, durante una acción desarrollada en el frente del este contra un parque de reaprovisionamiento de carros del Ejército Rojo, su Königstiger logró destruir un total de 39 carros Stalin soviéticos sin tan siquiera sufrir daños.

El Königstiger constituyó en su momento el mejor exponente de la experiencia de la industria alemana en el diseño de carros de combate, que sin duda se ha materializado en los diseños alemanes de posguerra, como el Leopard 1, y en los actuales Kampfpanzer Leopard 2 de la Bundeswehr y en las variantes de exportación de este excelente carro alemán.

© ERP, 2013. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

pzkpfw_kngtg_16

Recursos de interés

Galería fotográfica

 

bar_wehrmacht

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: