Día de las Fuerzas Armadas 2016 – 28 de mayo

28 mayo 2016

bar_nacopyryg

A tod@s l@s que garantizáis la seguridad de España dentro y fuera de nuestras fronteras, feliz Día de las Fuerzas Armadas

#graciasMILitares

img_difas16

Dossier de prensa, actos centrales en Madrid

twt_red_sm #DIFAS16

Il-87 Maxdome, el guardián de la VKS

13 mayo 2016

bar_nacopyryg

img_ill_maxdome_07_th

El Ilyushin Il-87 Maxdome es el puesto de mando estratégico aerotransportado de las Fuerzas Aeroespaciales de la Federación Rusa (VKS) y la aeronave que utilizaría el Presidente Vladímir Putin durante una crisis nuclear o de carácter militar que implicara una grave amenaza contra la Rodina, la Madre Patria Rusia.

Esta aeronave ha sido concebida para garantizar el mando y control global de las fuerzas armadas rusas, desde las divisiones mecanizadas a las fuerzas de cohetes estratégicos, ante la eventualidad de un ataque nuclear a gran escala que elimine los centros de mando y control y los nodos de comunicaciones terrestres.

img_ill_maxdome_05_vdmitrenko_th

En caso de crisis la tripulación de la aeronave estaría formada por los responsables políticos de alto nivel, los generales que forman parte de la cúpula militar, oficiales del Estado Mayor y especialistas y técnicos a cargo de los equipos electrónicos y de comunicaciones de a bordo.

img_ill_maxdome_11_th

Esta aeronave permitiría al alto mando ruso establecer una red de comunicaciones alternativa a las infraestructuras destruidas o inoperantes en circunstancias desfavorables extremas y posibilitar así el mando y control de los activos militares convencionales y estratégicos rusos (incluidos los submarinos lanzamisiles). En semejante entorno operativo, la movilidad y furtividad de la aeronave serían claves para su supervivencia.

draw_ill_86_th

La primera versión de este aparato de mando y control fue el Ilyushin Il-86 VKP (Vozdooshniy Komanndniy Poonkt  o Puesto de Mando Aerotransportado), que fue desarrollada durante los años 80 por la entonces Fuerza Aérea Soviética a partir del cuatrimotor comercial Ilyushin Il-86, operado por Aeroflot.

El primer vuelo de este modelo tuvo lugar a finales de mayo de 1985, mientras que la versión totalmente equipada no fue entregada a la fuerza aérea hasta marzo de 1987. Se cree que la aeronave no entró en servicio activo hasta 1992 con la entonces Fuerza Aérea de la Federación Rusa.

img_ill_maxdome_12_ablogin_th

Tradicionalmente las fuerzas armadas rusas han designado a esta aeronave con el nombre en código Aimak, palabra originaria de la lengua mongola que significa clan. Mientras, el código asignado por la OTAN a este aparato ruso de mando y control fue Camber.

La VKS opera en estos momentos desde el aeródromo militar de Chkalovsky, en los alrededores de Moscú, una flota de 4 aparatos, que hoy se encuentran en pleno proceso de modernización. Las 4 aeronaves están adscritas a la 8ª División de Aviación para Propósitos Especiales y operan con matrículas civiles y con esquemas de color similares o idénticos a los de la línea aérea de bandera rusa, Aeroflot.

img_ill_maxdome_02_th

La primera aeronave de segunda generación modernizada del Il-87 habría sido entregada a la recién constituida VKS a finales de 2015, según fuentes de Rostec, filial de la corporación aeronáutica rusa UIC. Esta segunda generación de puestos de mando aerotransportados que representa el Il-87 Maxdome aúna resistencia operativa, funcionalidad, fiabilidad, capacidad de supervivencia mejorada, reducción de peso y un menor consumo de energía en la operación de sus sistemas.

img_ill_maxdome_15_kirik_th

No obstante, según fuentes de UIC, la corporación ya se encuentra inmersa en desarrollo de una nueva aeronave de mando estratégica para el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa cuyas características técnicas se mantienen clasificadas.

Las Fuerzas Aeroespaciales Rusas (VKS) son, junto a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF), las únicas operadoras de un puesto de mando estratégico aerotransportado de estas características. El Il-87 sería equiparable en algunos aspectos – aunque posiblemente no tan avanzado – como el Boeing E-4B Nightwatch al servicio del Mando Estratégico de los EEUU (STRATCOM).

img_ill_maxdome_17_th

Características

La crítica misión del Il-87 Maxdome como aeronave estratégica de mando y control aerotransportado de la VKS la han envuelto en el velo del secreto oficial y son escasos los detalles que han trascendido sobre su equipamiento y capacidades actuales.

Las dimensiones del aparato son 59,5 metros de longitud y 15,8 metros de altura, con una envergadura de alas de 48,1 metros.

El Il-87 está propulsado por 4 reactores turbofan Kuznetsov NK-86 de 13.000 Kg de empuje unitario, que le otorgan un peso máximo al despegue del orden de los 208.000 Kg. Su velocidad máxima es de Mach 0.89 (950 Km/h) y cuenta con una autonomía de vuelo de 3.600 Km (1.944 millas náuticas). La altitud operativa de la aeronave es de alrededor de 11.000 metros.

img_ill_maxdome_10_ilyushin_th

El aparato dispone de capacidad para abastecerse de combustible en vuelo, para lo que cuenta con una sonda de reabastecimiento exterior retráctil situada junto a la parte inferior izquierda del morro de la aeronave.

El Il-87 también está equipado con dos grandes generadores eléctricos accionados mediante turbina que se encuentran instalados en sendos pilones que penden de la parte interior de las alas, entre el fuselaje y los motores.

img_ill_maxdome_13_th

Sensores y contramedidas

En principio, cabe suponer que los componentes electrónicos de la aeronave estarían protegidos contra el efecto de los pulsos electromagnéticos (EMP) resultantes de la detonación de ingenios nucleares. El aparato contaría a bordo con alrededor de 300 equipos electrónicos y de comunicaciones independientes.

El fuselaje del Il-87 es muy distintivo por el voluminoso radomo instalado sobre la parte anterior de su eje dorsal superior y que acomoda los sistemas de comunicaciones vía satélite. Buena parte de la superficie del fuselaje dorsal y ventral de la aeronave acoge equipamiento electrónico, sensores y antenas que cumplen distintos propósitos.

En la cola está alojada una antena desplegable y en la parte posterior del fuselaje, a babor, se encuentra instalado un extensor de cable de arrastre a modo de antena de muy baja frecuencia (VLF), que permitiría a la aeronave comunicarse con los submarinos balísticos lanzamisiles en inmersión.

img_ill_maxdome_04_abeltyukov_th

Según fuentes de la corporación UIC, el Il-87 estaría equipado con el sistema de mando y comunicaciones de segunda generación Zveno-2, desarrollado siguiendo el concepto de operaciones militares en red.

img_ill_maxdome_03_fborisov_th

Salvo la cabina de vuelo, el fuselaje no cuenta con ventanas exteriores como protección electromagnética y contra el efecto lumínico de las explosiones nucleares. Un sistema de filtrado del aire acondicionado evitaría, además, la exposición de los tripulantes a los efectos de la lluvia y la polución radiactiva residual de eventuales ataques nucleares.

© ERP, 2016. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

img_ill_maxdome_06_aanikeev_th

Recursos de interés

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

Galería fotográfica

log_vvs

Protegido: España adquirirá el UAS MQ-9 Reaper

19 marzo 2016

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Protegido: Junkers Ju-87 Stuka, el aguijón de la Luftwaffe

28 febrero 2016

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Bombardero Tupolev Tu-22M3 Backfire

23 diciembre 2015

bar_nacopyryg

img_tupolev_tu22m3_03_th

El Tupolev Tu-22M3 Backfire es uno de los bombarderos de geometría variable de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas (VKS) y una aeronave multimisión de largo alcance destinada al bombardeo convencional, el reconocimiento y el ataque antibuque contra formaciones navales y grupos de combate de portaaviones.

Concebido inicialmente para ataques nucleares en la profundidad del espacio aéreo enemigo y para operaciones en los teatros europeo y asiático, el Tu-22M3 dispone de capacidades que le permitirían realizar misiones intercontinentales en el norte del continente americano.

No obstante, en su rol de bombardero naval durante la Guerra Fría, la misión de los Backfire en caso de conflicto habría sido atacar los convoyes de abastecimiento aliados que cruzaran el Atlántico Norte desde los EEUU a Europa occidental y los grupos de combate de portaaviones de la US Navy que los habrían protegido.

draw_tupolev_tu22m3_01_th

[Recomendamos la lectura de los pasajes relativos a las batallas aeronavales en el teatro de operaciones del Atlántico Norte que los autores Tom Clancy y Larry Bond han logrado recrear en su techno-thriller Tormenta Roja (Red Storm Rising, 1987)]

El prototipo del Tupolev Tu-22M realizó su primer vuelo el 30 de agosto de 1969. Las versiones más avanzadas del aparato, Tu-22M-2 y Tu-22M3, entraron en servicio con la entonces Fuerza Aérea Soviética en 1975 y 1983 respectivamente.

img_tupolev_tu22m3_04_th

Durante la década de los 90 muchos Backfire de la flota de la Aviación de Largo Alcance fueron transferidos a unidades de la Aviación Naval de la Armada Rusa (AV-MF) estacionadas en bases en el norte de Rusia. A finales de esa misma década se estima que la Fuerza Aérea (VVS) todavía operaba 125 aparatos, mientras que otros 47 permanecían en servicio con la Armada.

El Tu-22M3 Backfire C fue desplegado por primera vez en misiones de combate por la Fuerza Aérea Soviética en Afganistán entre 1987 y 1989; también fue empleado posteriormente por Rusia durante sus operaciones aéreas ofensivas en los dos conflictos de Chechenia.

img_tupolev_tu22m3_17_th

Más recientemente, la VKS ha empleado en numerosas ocasiones los Tu-22M3 Backfire-C como bombarderos tácticos en el conflicto de Siria, operando tanto desde la base aérea rusa de Mozdok, en Osetia del Norte, como desde la base aérea de Hamadan, en Irán.

Según han confirmado fuentes oficiales rusas e iraníes, los Tu-22M3 han sido desplegados en la República Islámica de Irán a mediados de agosto de 2016, desde donde han operado brevemente en misiones de bombardeo sobre Siria escoltados por cazabombarderos Sukhoi S-30M y Su-35S que Rusia mantiene estacionados en la base aérea siria de Humaymim, en la provincia de Latakia.

img_tupolev_tu22m3_07_th

La producción de esta aeronave cesó en 1992 tras más de dos décadas y un total de 497 aparatos construidos, de los que alrededor de 280 entraron en servicio con las fuerzas armadas rusas. El Tu-22 también ha sido objeto de exportación a Ucrania (Tu-22M) e India (Tu-22M3), que se han convertido en sus operadores internacionales.

Actualmente KAPO (Kazan Aviation Production Organization) está inmersa en el proceso de modernización de los Tupolev Tu-22M3 Backfire C de la VKS, de los que ésta ya ha recibido los primeros 9 aparatos modernizados y a los que seguirán otros 24 aparatos entre 2015 y 2016.

img_tupolev_tu22m3_09_th

Según fuentes oficiales del Ministerio de Defensa ruso, la flota rusa de bombarderos Tupolev Tu-160 Blackjack, Tu-22M3 Backfire C y Tu-95MS Bear H podría alcanzar en 2017 un nivel de modernización del 80%.

img_tupolev_tu22m3_42_th

La VKS dispone en estos momentos de 13 aparatos Tupolev Tu-160 Blackjack y 69 aeronaves del veterano cuatrimotor turbohélice de ala fija Tu-95MS Bear. Se estima que también dispone de alrededor de 850 misiles de crucero de largo alcance en los arsenales de su aviación estratégica.

img_tupolev_tu22m3_19_th

Como elementos de la Aviación de Largo Alcance y vectores de armas nucleares, estos bombarderos son un componente de las fuerzas nucleares estratégicas rusas y el principal activo ofensivo de la VKS.

img_tupolev_tu22m3_15_th

Los Tu-22M3 Backfire C de la VKS han sido avistados en los últimos años en el espacio aéreo internacional de la región de Báltico, que sobrevuelan como parte las patrullas de largo alcance desde las bases aéreas rusas en la Península de Kola y en el enclave ruso de Kaliningrado, habitualmente con sus transpondedores apagados. Desde la anexión rusa de Crimea en febrero de 2014, los Backfire C de la VKS también han sido desplegados regularmente en las bases de la península para la realización de maniobras.

img_tupolev_tu22m3_10_th

Características

El Tu-22M3 es una aeronave supersónica de geometría variable propulsada por 2 motores turbofan Samara/Kuznetsov NK-25 de 25.000 kg de empuje unitario instalados en disposición paralela y con sus toberas de escape bajo la deriva de cola del aparato.

img_tupolev_tu22m3_25_th

La velocidad máxima del Tu-22M3 es de Mach 1.88 y su autonomía de hasta 2.410 Km (1.300 millas náuticas). El techo de servicio de la aeronave es de 14.000 metros.

img_tupolev_tu22m3_02_th

El fuselaje del aparato tiene una longitud de 42,5 metros, una envergadura alar máxima (65º) de 34,3 metros y una altura total de 11,05 metros. El peso máximo al despegue del Tu-22M3 es de 126.400 Kg, mientras que su peso en vacío es de tan solo 53.500 Kg.

draw_tu22m_blueprint_th

img_tupolev_tu22m3_36_th

El Backfire C puede ser equipado con sondas para repostaje de combustible en vuelo con el fin de incrementar su radio de acción y flexibilidad operativa.

img_tupolev_tu22m3_46_th

Su diseño le otorga unas elevadas prestaciones para el vuelo a baja cota, lo que convierte a esta aeronave en un elemento de ataque en profundidad de primer orden y con mayores capacidades de supervivencia en operaciones de penetración de las defensas aéreas enemigas.

img_tupolev_tu22m3_16_th

El Tu-22M3 cuenta con un tren de aterrizaje retráctil tipo triciclo y reforzado, lo que le permite operar desde pistas sin preparación. La variante Tu-22M2 disponía también de un gancho con el que podían llevarse a cabo aterrizajes mediante cables de frenado en caso de necesidad.

img_tupolev_tu22m3_45_th

La aeronave cuenta con una cabina presurizada para 4 tripulantes (piloto, copiloto, navegador y operador de sistema de armas), que ocupan asientos eyectables individuales.

img_tupolev_tu22m3_18_th

Variantes operativas

Rusia opera desde 1985 el Tu-22MR, la variante de reconocimiento de largo alcance del Backfire. También cuenta con el Tu-22MP, la variante especializada en guerra electrónica (EW), que actúa como aeronave de interferencia para la escolta de aparatos de ataque. Una versión mejorada del Backfire, el Tu-22ME, fue desarrollada en 1990.

img_tupolev_tu22m3_27_th

Armamento

El Tupolev Tu-22M3 Backfire C dispone de capacidad para transportar hasta 24.000 Kg de armamento entre su bodega de armas interna y los 2 pilones externos bajo la sección alar fija, que pueden albergar misiles de crucero de largo alcance de cabeza nuclear o convencional y un amplio arsenal de armamento aire-superficie polivalente guiado y no guiado.

img_tupolev_tu22m3_31_th

El Tupolev Tu-22M3 Backfire C está equipado con un radar de navegación y bombardeo PN-A/PN-AD y con un radar de control de fuego Argon-2, respaldado por un sistema óptico/TV de bombardeo auxiliar.

Entre el armamento aire-superficie con el que puede ser equipado el Backfire C se encuentran hasta 3 misiles de crucero supersónicos Raduga Kh-22 (AS-4 Kitchen), de cabeza nuclear (350 Kt) o convencional (1.000 Kg), que puede albergar en 3 anclajes externos, 1 ventral y 2 subalares; o hasta 10 misiles de ataque de corto alcance (SRAM) Kh-15P Kickback (AS-16) de cabeza nuclear, 6 de los cuales pueden ser instalados en un lanzador rotatorio en la bodega de armas interna; así como misiles antirradiación Kh-31 Krypton; Kh-35 Kayak; minas navales y bombas nucleares o convencionales de caída libre de la familia FAB.

img_tupolev_tu22m3_32_th

Como elemento de autodefensa contra las amenazas aéreas el aparato dispone en la cola de un montaje de 2 cañones GSh-23M de 23 mm accionado por control remoto.

img_tupolev_tu22m3_47_th

La aeronave también dispone de contramedidas electrónicas como un receptor de alerta radar y perturbadores de radiofrecuencia, además de dispensador de bengalas para contrarrestar a los misiles guiados por calor.

© ERP, 2015. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

img_tupolev_tu22m3_21_th

img_tupolev_tu22m3_20_th

Recursos de interés

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

Galería fotográfica

Créditos: Varios autores

log_vvs

Protegido: Bombardero táctico Sukhoi Su-24M Fencer

8 diciembre 2015

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

B-21 Long-Range Strike Bomber (USAF)

27 octubre 2015

bar_nacopyryg

draw_lrsb_b21_usaf_th

Official U.S. Air Force graphic

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) está inmersa en el diseño de la próxima generación de bombarderos estratégicos llamada a reemplazar en torno al año 2025 a los bombarderos de largo alcance del Global Strike Command, como los Northrop B-2A Spirit.

Precisamente la propuesta presentada a la USAF por Northrop Grumman Corporation ha sido la opción seleccionada en 2015 por el Departamento de Defensa para el diseño, desarrollo y producción del nuevo bombardero de largo alcance (LRS-B), cuya designación oficial será B-21.

El punto de partida del concepto de bombardero de nueva generación es la Revisión Cuatrienal de la Defensa estadounidense (Quadrennial Defense Review). Su edición 2006 recogía el objetivo de desarrollar la capacidad de ataque de largo alcance y en profundidad por medio de un nuevo aparato basado en tierra, cuyo despliegue comenzaría a partir del año 2018 mientras se lleva a cabo la modernización de la flota de bombarderos estratégicos tripulados.

img_lrs_bomber_boeing_02_th

Sin embargo, el programa del bombardero de próxima generación (NGB, Next Generation Bomber) fue cancelado en 2009 por condicionantes presupuestarios como programa de adquisición a gran escala y reemplazado por el concepto de bombardero de ataque de largo alcance (LRS-B, Long Range Strike Bomber). El nuevo bombardero estratégico de la USAF debería alcanzar su capacidad operativa inicial (IOC) entre los años 2024 y 2026.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos estima que la USAF necesita entre 80 y 100 bombarderos de nueva generación para reemplazar a los 20 Northrop B-2A Spirit y 76 B-52H Stratofortress en servicio, garantes de la disuasión nuclear estadounidense desde 1997 y 1962 respectivamente. Los 66 B-1B Lancer en servicio desde 1988 han sido reconvertidos en bombarderos convencionales supersónicos.

Según fuentes oficiales de la USAF, el coste unitario de la próxima generación de bombarderos estratégicos se estima que podría ser de alrededor de 550 millones de dólares, frente a los casi 2.000 millones que ha supuesto la adquisición de cada uno de los 20 B-2A Spirit en servicio. El coste total del programa se estima en 5.500 millones de dólares, aunque sin incluir los gastos de I+D.

75th Anniversary of Barksdale AFB

Bombarderos estratégicos B-52H (izda) y B-2A (dcha), USAF

Los bombarderos estratégicos constituyen uno de los 3 pilares de la llamada tríada nuclear estadounidense, junto a los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) emplazados en silos terrestres y los misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM) con que cuentan los submarinos lanzamisiles de la Clase Ohio (SSBN).

La fuerza de bombarderos tripulados de largo alcance constituye un elemento vital para el mantenimiento de la capacidad de proyección de fuerza de la USAF en escenarios convencionales de alta o baja intensidad bélica en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, los 20 B-2A Spirit en servicio con la USAF resultan insuficientes para el sostenimiento durante largos períodos de operaciones ofensivas en espacios aéreos hostiles y muy defendidos, mientras que los B-52H y B-1B tienen una capacidad de supervivencia aún menor al carecer de un perfil furtivo (stealth) frente al radar y otros sensores de los actuales sistemas de defensa aérea integrados.

img_b1b_bomber_usaf_acc

Bombarderos B-1B Lancer, USAF

Además, la vida media de los bombarderos estratégicos de la USAF es de alrededor de 23 años, lo que los convierte en el inventario más antiguo operado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos desde su creación en 1947 [Anteriormente la aviación militar estadounidense estaba adscrita al Ejército, bajo la denominación US Army Air Force].

Cinco han sido los grandes programas de bombarderos iniciados por la USAF en los últimos 65 años, de los que 2 fueron cancelados y otros 2 culminaron con la entrega de una fracción de los aparatos previstos en un principio.

Características

La próxima generación de bombarderos estratégicos de la USAF será subsónica en favor de un mayor alcance y carga útil y su diseño incorporará tecnologías de sigilo (stealth), que minimizarán la firma electromagnética, así como la infrarroja y la sección transversal de radar de la aeronave desde todos los ángulos, gracias a la utilización en su construcción de materiales absorbentes de la energía del radar (RAM).

Será una aeronave tripulada todotiempo, con una autonomía de alrededor de 5.550 Km, un elevado techo operativo y una capacidad máxima de armamento convencional o nuclear de algo más de 18.000 Kg.

El aparato deberá cubrir todo el espectro multimisión, desde la disuasión nuclear a las acciones contrainsurgencia o la supresión de las defensas aéreas enemigas (SEAD) y será capaz de operar en solitario en la profundidad del espacio aéreo hostil.

img_lrs_bomber_boeing_01_th

Las características de su diseño están condicionadas por una drástica reducción de la disponibilidad de bases aéreas propias o aliadas en las áreas de interés estratégico en ultramar; la creciente tecnificación de los potenciales rivales de EEUU, muchos de los cuales cuentan ya con redes de defensa aérea integradas; y la necesidad de dar una respuesta flexible a las llamadas amenazas asimétricas, como las armas de negación de área o de destrucción masiva.

La incorporación de tecnologías de propulsión hipersónica o de la geometría variable y el desarrollo de una variante no tripulada podrían ser opciones de futuro en la evolución del nuevo bombardero, cuyo diseño básico podría ser tomado también como base para el desarrollo de la nueva plataforma de reconocimiento estratégico de la USAF.

La aeronave ha sido concebida a partir de una arquitectura de diseño abierta para la incorporación de tecnologías en desarrollo que permitan la escalabilidad de los sistemas y le otorguen nuevas capacidades por medio de módulos ‘plug and play’.

img_lrs_bomber_northrop_03_th

La próxima generación de bombarderos estratégicos estadounidenses empleará armamento guiado de precisión desde una o varias bodegas de armas internas que admitirán múltiples configuraciones en función del perfil de la misión a desarrollar, que también podrá ser nuclear. El armamento stand-off de lanzamiento aéreo formará parte del arsenal estándar, mientras que se está estudiando la posible incorporación de misiles aire-aire como elemento de autodefensa.

img_calcm_agm86_boeing

Misil crucero Boeing AGM-86B CALCM, USAF

La USAF iniciará próximamente el programa para dotarse de un nuevo misil de crucero stand-off de largo alcance (LRSO-M) con capacidad nuclear llamado a reemplazar a los veteranos AGM-86 ALCM, en servicio desde 1982 y que prevé mantener operativos hasta 2030 gracias a un programa de extensión de su vida útil actualmente en curso. El nuevo misil de crucero de lanzamiento aéreo, que estará disponible en torno al año 2025, constituirá el armamento principal del nuevo bombardero y será compatible con los B-2A y B-52H que se mantengan en servicio.

El misil LRSO estará armado presumiblemente con una cabeza nuclear táctica W80 de hasta 150 kilotones de potencia explosiva con el propósito de neutralizar estructuras y blancos protegidos, como búnkeres.

img_alcm_agm86_b52

Misil crucero Boeing AGM-86B ALCM, USAF

El nuevo bombardero será complementado por otros sistemas de ataque de largo alcance, como un nuevo sistema aéreo no tripulado (UAS) de tecnología furtiva (stealth) actualmente en desarrollo por Northrop-Grumman como parte de un programa clasificado de la USAF.

La capacidad del nuevo bombardero para operar autónomamente será en buena medida el resultado de una mayor conectividad mediante sensores y sistemas de comunicaciones avanzados que integrarán al aparato en la arquitectura tecnológica de las operaciones militares en red, ofreciéndole un flujo de datos de alta velocidad en tiempo real procedente de satélites, activos ISR – como los drones (UAS), los AWACS o los J-STARS – o de cualquier otra plataforma táctica en el campo de batalla.

img_jstars_01_th

Boeing E-8C Joint STARS, USAF

Esto mejorará su flexibilidad operativa gracias a una perspectiva global en tiempo real del entorno de combate y la capacidad de adquirir información crítica sobre objetivos, permitiendo reprogramaciones de misión o el ataque de blancos en movimiento.

La aeronave contará así mismo con la capacidad de operar en entornos de guerra electrónica por medio de avanzados sistemas de contramedidas y de interferencia.

Por todo ello, el LRS-B será una aeronave dotada de una gran capacidad de penetración y supervivencia en espacios aéreos hostiles y constituirá una plataforma que dotará la USAF con la flexibilidad estratégica necesaria para la proyección del poder aéreo desde los Estados Unidos continentales en cualquier momento y lugar del mundo.

img_northrop_b2a_01_th

Northrop B-2A Spirit, USAF

Fuentes: USAF; Congressional Research Service, US Congress; IHS Jane’s Defense Weekly, Boeing Company, Air University.

© ERP, 2015. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

Entradas relacionadas en Rojo y Gualda

log_afgsc_usaf